arios

Los Guerreros Arios

"...Que vuestros cabellos crezcan como el cañaveral, que se espesen, negros, sobre vuestra testa..."
Atharva Veda.6.137.2

"...Los Brahmanes poseen vigoroso y negro cabello..."
Atharva Veda.6.137.3

"...Dejádle que (el sacerdote Brahman) vele el fuego del sacrificio mientras su cabello aún es negro..."
Dharma-Sutra 1:2.

Los belicosos clanes guerreros que dominaron el Asia central durante milenios, utilizando un conjunto de lenguas Indoeuropeas, similares a las habladas actualmente en Europa, han permanecido en sus tierras originarias desde mucho tiempo atrás.

Estos mismos clanes guerreros, que gradualmente se infiltraron hacia la India, estableciéndose en ella y desplazando o sometiendo a la población australoide nativa, siguen hoy en pie de guerra - en sus tierras de origen - En Cachemira, en Afganistán o en Pakistán, continuan con sus férreos códigos guerreros y sus mismas eternas disputas, tal cual lo hicieron miles de años atrás, y que les dio una ventaja sobre los poco belicosos habitantes de Mohenjo-Daro o Harappa, o sobre los primitivos habitantes Australoides y de lengua Dravidiana de la India.

Hoy, simplemente, sus hachas de guerra o sus espadas se han transformado en fusiles Kalashnikov o en lanzacohetes RPG, pero el espíritu sigue siendo el mismo - indomable y aguerrido - que les permitió echar abajo reinos rivales o civilizaciones agrícolas desprevenidas.

Gracias a las investigaciones genéticas actuales, podemos tener la absoluta certeza que ningún cambio genético de importancia, ha ocurrido entre los grupos humanos de esta extensa región de valles fluviales, cordilleras y desiertos - al menos desde épocas Mesolíticas (10 mil años atrás) y aún más atrás - por lo que cualquier argumento sobre antiguos Arios "Nórdicos", siendo suplantados por "No-Blancos" de origen Negroide, Mongoloide o Australoide, no tiene asidero alguno en la realidad científica.

A continuación, observarán los rostros de Tadjiks, Pashtunes, Uzbekos, Hazaras, Kashmiríes, Baluchis, Pamiríes y tantos otros pueblos que han habitado - y habitan hoy - la antigua tierra de los belicosos Arios.